Blog de Carlos Oliva

De la idea al libro: La decisión de publicar o no un libro

Un buen editor no se queda a esperar a que los libros lleguen a él, sino que sale en busca de manuscritos y promueve la creación de nuevos trabajos a partir de las necesidades del mercado. A todo este proceso se le denomina “Desarrollo editorial”.

El departamento editorial es un equipo que trabaja en conjunto con el editor para garantizar la calidad de manuscrito y se encarga de tomar las decisiones más convenientes en cada uno de los sectores que componen al proceso editorial (departamento de ventas, departamento de producción, etc.).

La decisión de publicar o no el libro es un paso es determinante para un buen desarrollo editorial. En Estados Unidos una casa editorial modesta que publica sólo cincuenta textos al año pueden recibir hasta mil quinientos textos en ese mismo lapso. Este tipo de empresas no son capaces de procesar con rapidez la gran demanda de textos, que muchas veces no tienen posibilidad de ser publicados.

El estudio de estos manuscritos que terminan siendo material no publicable puede resultar costoso, pero es necesario asumir ese precio si se desea encontrar textos publicables y de gran valor. Inmediatamente son rechazados los textos de mala calidad y los que no correspondan a las temáticas de interés para la editorial, los demás pasan a otro tipo de revisiones para asegurarse de que sea material publicable.

La primera lectura: Como un segundo filtro un miembro del esquipo editorial hace una lectura general a una parte del texto y juzga si amerita o no un análisis más a fondo.

El consultor: Este es un especialista de algún tema específico abordado en el texto, un sujeto con gran conocimiento en cuestión de estilo literario, etc. Puede hacer la diferencia en cuanto a la decisión de publicar el libro y haciendo de este un libro sobresaliente.

El proceso editorial, antes de proporcionar ganancias, genera gasto debido a la necesidad de pagarle a personal calificado para la planeación y realización del proyecto, al igual que a autores, dibujantes, cartógrafos, investigaciones de mercado, etc. Debido a esto, el editor no solo debe calcular los costos e ingresos, sino también planear cuándo se tengan que realizar los gastos y cuándo se espera la llegada de los ingresos. El editor tiene que comprometerse por completo desde el principio invertir una parte de su capital.


CL-04: Datus C. Smith: “4. Desarrollo editorial: de la idea al libro”, en: Guía para la publicación de libros, UdeG/ASEDIESMéxico, 1991

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: